S?bado, 02 de junio de 2007
Para justificar las tendencias actuales en la m?sica sagrada, ha surgido una nueva idea. Nunca se ha sostenido ni ser cre?da en cualquier otra edad en la historia de la iglesia. Hasta ni se hab?a expresado en palabras hasta la mitad de los a?os sesenta. Hasta el d?a de hoy los m?sicos seculares y los musicologistas se burlan de ella y la ridiculizan. Sin embargo, a pesar de un cuerpo de evidencia abrumador al contrario, esta rar?sima doctrina nueva se defiende vigorosamente en muchos c?rculos cristianos. Dice que la m?sica es neutral (o amoral); que en la m?sica sagrada solamente importa la letra.

La Evidencia Hist?rica

Primero, examinemos esta proposici?n de la perspectiva hist?rica. Plat?n escribi?: "La introducci?n de una nueva clase de m?sica ha de evitarse como poniendo a todo el estado en peligro: como los estilos de m?sica nunca se alteran sin afectar a las instituciones m?s pol?ticas". Adem?s, comenta sobre la influencia que posee la m?sica para el bien o el mal: "La m?sica representa directamente las pasiones o estados del alma --ternura, ira, valent?a, dominio propio...Si uno se equivoca en la clase de m?sica que escucha, llegar? a equivocarse como persona..." En la opini?n respetada de Plat?n, la m?sica, en vez de ser neutral, es incluso poderosa para formar el destino de hombres y naciones. Debe notarse aqu? que Plat?n habla de la m?sica sin referirse para nada a la letra.

Mart?n Lutero escribi?: "Aparte de la teolog?a, la m?sica es el ?nico arte capaz de proporcionar paz y gozo de coraz?n...Mi coraz?n, que se llena a rebosar, a menudo ha sido consolado y refrescado por la m?sica cuando enfermo y cansado".

Joseph Machlis, en su libro de texto cl?sico, The Enjoyment of Music (El placer de la m?sica), declara lo que se sostiene com?nmente entre todos los estudiantes serios de la m?sica: "La m?sica se ha llamado el lenguaje de las emociones. Esto no es una met?fora irrazonable: porque la m?sica, como el lenguaje, pretende comunicar significado...La m?sica est? relacionada con la experiencia humana y ha expresado contenido, de otra manera, no podr?a haber funcionado por miles de a?os como una fuerza espiritual en las vidas de los hombres"

.J. S. Bach da a entender el poder de la m?sica en su explicaci?n de que la m?sica es para "la gloria de Dios y el refrescamiento del esp?ritu". Si la m?sica puede refrescar el esp?ritu, es razonable que por el mismo poder puede contaminar y corromperlo.

Los m?sicos modernos seculares se han jactado del poder de su m?sica. Charles Reich en su libro, The Greening of America (La vigorizaci?n de Am?rica), describe la influencia de la m?sica. "La m?sica ha llegado a ser el medio m?s profundo de la comunicaci?n y expresi?n de toda una cultura. El medio dominante de la comunicaci?n en nuestra sociedad --las palabras-- ha sido tan abusado, distorsionado y vaciado de significado que en el momento presente (las palabras o el lenguaje) no parecen suficientes para la gente de la nueva consciencia. La m?sica, por otro lado, proclama todas las cosas que quieren decir o sentir. Expresa el sexo tosco y sudoroso. Es el depositario de energ?as fant?sticas --como cualquier persona que ha visto un conjunto rock sabe. La m?sica de antes era esencialmente intelectual; se ubicaba en la mente y en los sentimientos conocidos de la mente; la nueva m?sica sacude el cuerpo entero y penetra hasta el alma. La nueva m?sica es una m?sica de creatividad y autoexpresi?n desenfrenadas".

Existe un campo de estudio siempre creciente llamado la terapia musical, donde las condiciones mentales y psicol?gicas como la depresi?n y ansiedad se tratan por "recetar" la m?sica correcta como un m?dico receta un medicamento. Con toda seguridad este campo de estudio se basa en el hecho de que la m?sica afecta a la gente.

La Resoluci?n De Los Sesenta

Enti?ndase claramente que la ?nica gente sobre la faz de la tierra, en esta generaci?n o cualquier otra, que han intentado promover la "neutralidad de la m?sica" son personas cristianas viviendo despu?s del a?o 1965.

?Qu? sucedi? a mediados de los sesenta que fue lo suficientemente significativo como para causar que muchos cristianos fundamentalistas ignorasen lo que era entonces y es ahora de conocimiento com?n entre los m?sicos? Yo creo que las ra?ces son sociol?gicas en vez de musicales. Los de entre nosotros que vivieron esa era tumultuosa, nos acordamos bien del clima social. Se sospechaba de todo aquello que era tradicional. Cualquier cosa aun vagamente asociada con el "establecimiento" era rechazada por la juventud. Quiz? la m?s tradicional de todas las instituciones era la iglesia, y quiz? la m?s tradicional de todos los aspectos de la iglesia era su m?sica. Por eso, el clamor lleg? a ser: "?Danos algo nuevo!"

Simult?neamente, en el mundo secular una nueva forma de expresi?n musical hab?a capturado tanto las mentes como las imaginaciones de esa generaci?n inquieta. ?Esta m?sica la podr?an sentir! Daba voz a su rebeli?n y sus pasiones.

Los predicadores en sus mensajes atacaron con intr?pido las caderas oscilantes de Elvis y las melenas de los Beatles. La minifalda desvest?a a nuestras chicas, mientras todas las dem?s normas se llevaban a su l?mite. Comparada con el rock and roll, la m?sica de la iglesia parec?a de verdad sosa.

Por un lado, los predicadores combat?an la rebeli?n --no al pelo largo, no a la minifalda; por el otro, tem?an aislarse de esta generaci?n que ten?an los gustos tan diferentes. Fue contra este escenario que alguien empez? a usar el rock and roll como veh?culo para alcanzar a esta generaci?n. El razonamiento era, "Si vamos a alcanzarlos, hemos de hablar su lenguaje".

Con la influencia cada vez mayor de los medios de comunicaci?n y con tantos adapt?ndose a un ambiente de espect?culo en la iglesia, el escenario ya estaba preparado. "Traerles a la iglesia por darles lo que quieren, luego les daremos lo que necesitan". Como una cucharadita de az?car ayuda al ni?o a tragar el medicamento, vamos a revestir el evangelio con el rock and roll. Alguien lo describi? as?: "Nos acercaremos a ellos a hurtadillas y les inocularemos del evangelio antes de que se diesen cuenta".

Defectos En La L?gica Contempor?nea

Hab?a varios problemas obvios con esta aproximaci?n, visto desde la ?ptica de veinticinco a?os. El primero es que el evangelio no es medicina, sino que "es poder de Dios para salvaci?n a todo aquel que cree". No necesita revestirse para hacerlo m?s apetitoso, o avivarse para hacerlo m?s relevante. Solamente requiere que se proclame a fin de que Dios haga Su obra. Segundo, muchos predicadores ya hab?an empezado, con raz?n, a atacar la sensualidad de esta m?sica, su fuerte golpeteo salvaje y la indumentaria y conducta estrafalaria de sus ejecutantes. Pero mientras la presi?n aumentaba y los apologistas hac?an preguntas para las cuales los predicadores no ten?an respuestas, muchos empezaban a hacer caso omiso de la m?sica para enfocar el mensaje que las canciones daban. Claro, que hubo bastante que predicar ah?. Sin embargo, porque la mayor?a de los predicadores no se sent?an cualificados como para hablar de la m?sica en s? m?s all? de las frases "golpeteo salvaje" y "demasiado volumen", los m?sicos interpretaban su silencio como una aprobaci?n t?cita. Con un poco de l?gica defectuosa en cuanto a alcanzar a los perdidos con su propia m?sica, pero con una letra b?blica, se sali? del apuro. Si la m?sica es neutral, ?entonces por qu? no usar cualquier estilo para comunicar un mensaje bueno? Si el mensaje de la letra es todo lo que importa, luego es conveniente cualquier veh?culo musical.

El Mensaje De La M?sica

El problema es que el mensaje de la m?sica es por lo menos tan poderoso como el de la letra, y la percepci?n del mensaje se colorea enormemente por el veh?culo que lo lleva. As?, hoy, a cualquier estilo musical imaginable desde el "country" al "heavy" se le clasifica de sagrado. ?C?mo ha sido posible que pudimos cambiar de la m?sica tradicional en la iglesia hasta la de Stryper en apenas veinte a?os? Cambiamos aceptando la postura totalmente defectuosa de que la m?sica es neutral.

Pero la m?sica no es neutral. Su mensaje llega recio y claramente --a menudo m?s claro que la letra eclipsada. Es hora de que el siglo XX considere el mensaje que est? comunicando con su m?sica. En vez de ser un mensaje de sal y luz, de separaci?n y santidad, ha llegado a ser un mensaje de contemporizaci?n y confusi?n.

Durante los ?ltimos veinte a?os nuestros j?venes nos han ense?ado mucho en cuanto a su m?sica y estilo de vida libre; es hora de que empecemos a ense?arles en cuanto a la piedad y una vida santa.
Danny Sweat
Medita y piensa en estas cosas
Publicado por Siervodejesus @ 15:57  | M?sica Cristiana
Comentarios (3)
Comentarios
Publicado por Anonimo
Domingo, 05 de agosto de 2007 | 21:00
Observo con tristesa y preocupaci?n en lo que hemos convertido nuestras iglecias, un grupo de jovenes Cristiano motivados por la musica moderna hoy no difieren en nada de un grupo de Mareros o Drogadicotos , pelos largos, aretes, tatuajes y vestimentas negras con cadenas colores en el pelo, asistiendo a las iglecias en pantalones cortos, dandalias, pantalones a media cadera mostrando los calzoncillos y las se?oritas no digamos.

?Qu nos espera con este tipo de conductas?
Publicado por Anonimo
Domingo, 05 de agosto de 2007 | 21:04
La reforma se origino debido a la perdida de orientaci?n biblica y practicar cosas que le agradaba al publico y permitia mantener el poder a la iglesia, no estaremos llegando a un punto similar nosotros en nuestras iglesias al combertir el servicio en un teatro, circo y preocuparnos mas en contentar al publico que en ense?ar la vida recta y santa.
Publicado por Anonimo
Jueves, 03 de abril de 2008 | 20:11
Hola a todos estoy en busca de material que hable respecto a la musica de nuestros tiempos en sus diferentes tipos. A un hermano en Cristo lo impacto una predica sobre la musica de nuestros tiempos y le impacto de tal manera que ahora esta como confundido por ejemplo nos gusta mucho Funky, pero ahora a el le parece que este tipo de musica no es la adecuada y le hace recordar cuando el estaba en el mundo,si pueden conseguirme informacion a [email protected] gracias.